Actualmente funciona en el lugar un Puesto Sanitario dependiente de Salud Pública, donde también se fomentan las prácticas de acciones saludables de la  medicina tradicional indígena. 

En la década del 60 el  Dr. Enrique Cichetti y su esposa Virginia Bunn, inician la tarea misionera de la creación de la Obra Medica-Educacional.

Dr. Cichetti, acompañados por un equipo de enfermeras de la Iglesia Metodista de Suiza. La tarea estuvo abocada a la asistencia médica, prevención y promoción de la salud, con énfasis en la lucha contra la tuberculosis (TBC) y la Lepra, como principales enfermedades características de la época, así como la formación de los primeros agentes sanitarios indígenas de la zona. Este fue el inicio de una relación de mutuo reconocimiento entre el Dr. Cichetti y los Pioxonac (médicos tradicionales) e iglesias de las comunidades  indígenas.