Es un espacio institucional conformado por técnicos especializados en el área legal, social y espiritual, abierto a las comunidades indígenas de la zona urbana y rural de la localidad y localidades aledañas, donde individuos, familias o grupos se acercan en búsqueda de orientación cuando los procedimientos que implementa el Estado para realizar trámites en los organismos de las diferentes aéreas (salud, educación, cultura, vivienda, entre otros) son difíciles de comprender.

Los técnicos evalúan rápidamente la necesidad, preocupación y situación particular y actúan en primera instancia, como nexo entre la persona indígena y el organismo público correspondiente, para que entre estos se logre un diálogo comprensivo, respetuoso y una respuesta adecuada, hasta que la persona se sienta capaz de auto-gestionarse.
También realiza la intervención directa en los casos de derechos vulnerados y violentados (violencia de género, violencia institucional, discriminación, homicidio, usurpación o venta ilegal de tierras indígenas etc.) que por su nivel de gravedad requieren un asesoramiento legal efectuado por abogados capacitados en Derechos Indígenas.
Se brindan herramientas para que la persona pueda fortalecer su autoestima y conocimiento en materia de derechos y así resolver o evitar en un futuro la situación problema mediante la autodefensa y autogestión ante organismos estatales, especialmente del área justicia.
Las bases que sientan este programa son el acceso a la información, el asesoramiento, acompañamiento y apoyo en luchar por el reconocimiento y respeto de las personas indígenas como Sujetos de Derecho.